“La oposición nunca ha reconocido al chavismo”

0
301
@Tibisay_Lucena

Por Juan Briceño

Esta mañana me paré y vi el número: 8.08 millones, cosa que me dejó con, al menos, 4 millones de dudas.

“En sentido general, no hay muchas personas en las calles. Los centros electorales con más afuencia son centros con una gran cantidad de electores asignados. No se respira un ambiente de mucho entusiasmo. Una persona nos hizo una confidencia: ‘Yo voté nulo’, expresó una adulta mayor en el 23 de Enero: ‘mi hija me enseñó cómo votar nulo y bien. Me habían llamado más de 8 veces para ir a votar; cuando me enteré que podía votar nulo, entonce sí fui’“, leí en una nota del portal Aporrea.org sobre los comicios de ayer mientras me tomaba mi café.

Esa es la imagen que vi en Caracas el día de ayer, la de una Caracas donde abundaban las fuerzas de seguridad del Estado y escaseaban los electores (así como unos cuantos productos de la cesta básica). No es esa precisamente una imagen muy civil. También había otra Caracas, la de los enfrentamientos, la represión y el tufo a lacrimógena. Y se pudo ver, aunque no en carne propia, incluso una tercera versión de la ciudad: La versión propagandística y proselitista que pasaban en VTV.

Vi la cifra y, acto seguido, me tomé la tarea de revisar las redes de un par de compañeros chavistas. Lo que leí, cuando menos, me aturdió: “La oposición nunca ha reconocido al chavismo”.

18 años en el poder hacen bastante difícil reconocerse a sí mismos. El chavista, casi siempre, es un sujeto tan comprometido ideológicamente que pierde los escrúpulos. Quiero decir: El chavismo se convierte en entrañas, en sesos, en parte de la persona, y admitir la derrota del chavismo es admitir la derrota propia. Así lo veo yo. 

La justificación es ideológica. Los dirigentes chavistas no le han enseñado a los suyos a perder, y no piensan asumir la derrota. La línea discursiva es la siguiente: Nosotros no perdimos, somos mayoría, es que la oposición fascista no quiere reconocer los resultados, no nos reconocen. Y está bien, uno ya espera ese tipo de cosas de la cúpula chavista, lo que aturde es que mucha gente lo crea.

Me queda una imagen en la mente. Por allá en el 2014, tras una protesta que llegó al centro de Caracas, un grupo de manifestantes opositores fue interceptado por simpatizantes del chavismo. Los persiguieron por aquella parte de la ciudad y los golpearon, y en algún punto un chavista que observaba le gritó a uno de los que agredía a los opositores algo como: “¡Camarada, no, los violentos son ellos, no nosotros!”.

La realidad al frente, pero enmascarada, negada. Este país necesita un espejo gigantesco.

-Lea también: La constituyente petrolera

-Lea también: Poder versus Derecho en la constituyente

-Lea también: Algunas especulaciones puntuales sobre la constituyente

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here