Análisis: La vinotinto todavía se está añejando

Un análisis político interno de la selección y la Federación Venezolana de Futbol, un análisis futbolístico y una reflexión de cara al partido de hoy contra Argentina

0
60
Foto: @SeleVinotinto

Una decepción sin explicación:

Evidentemente para los venezolanos el cierre de estas eliminatorias de cara a Rusia 2018 representa una frustración más de no asistir a la máxima competición del futbol. El sueño aún queda pendiente.

-Lea también: Repensar a Bolívar para salvar al país

Muchos buscan explicaciones en los jugadores, los entrenadores, el país y hasta el gobierno nacional. Ahora, desde mi visión se debe a actores claros en el mundo futbolístico nacional. Se debe empezar por la gestión del deporte del que hablamos. La Federación Venezolana de Futbol (FVF) creada en 1925 es la gestora única del futbol nacional en todas sus categorías, lo cual hace responsable desde 1987 hasta el año 2016 a Rafael Esquivel del mismo y a Laureano González desde el año 2016-2017.

Rafael Esquivel es el primero a quien me quiero referir pues para aquellos que seguimos el futbol nacional conocemos bien el daño que dicho personaje ha hecho al deporte. Un plazo de 29 años en la FVF le ha dado el pie para lucrarse a costa de los equipos y el progreso de nuestro futbol. Esto viene por la política de no fortalecer nuestro futbol nacional que es la base de nuestra selección, sin este no se podrá avanzar nunca.

Su legado como presidente deja a Venezuela con 10 clubes que han desaparecido después de jugar la Copa Libertadores. Dichos clubes eran fuente de crecimiento y contaban equipos como el CS Maritimo que fue 4 veces campeón del torneo nacional. Esta política contra varios clubes es más destructiva que entrar a una sede de la PNB con una pistola.

Además se pueden contar varias sanciones a equipos venezolanos por protestas en partidos internacionales y nacionales de parte de las hinchadas en contra de  FVF ( las multas por protestas superan en cantidad y monto a las realizadas por hechos de violencia). Por otro lado, la ampliación del torneo venezolano en 2007, lo que hizo que aquellos equipos que jugaban segunda división no pudieran cumplir con todos los compromisos de la máxima categoría lo que llevó a 12 de 18 equipos no pudieran para pagar el sueldo de los jugadores.

La FVF además ha sido responsable de casi sacar a la selección de la Fifa en el año 2004 cuando se negaron a aceptar una plancha opositora (lo cual violenta las reglas de la fifa) y los miembros de la misma emitieron una demanda ante el TSJ  y tuvo que intervenir el Ministerio del Deporte para solucionar la situación a favor de Rafael Esquivel. Ademas de otros vicios en las elecciones de la FVF (2).

Indiferente de esto, los clubes venezolanos han logrado sortear las mayores dificultades en el país, incluidas las actuales. Ahora la selección se ha nutrido de ese sorteo de dificultades y ha potenciado jugadores al extranjero.

La llegada de Omar “El Pato” Pastoriza en 1998 significó el cambio en la mentalidad del seleccionado y se nota en los juegos, a pesar de cerrar con resultados negativos. Luego vino Richard Páez quien aprovechó el talento nacional y mantuvo a la selección en vilo a través de presión y, lo más importante, dando continuidad a lo iniciado por Pastoriza.

Los problemas en torno a la selección de Cesar Farías en 2007 van de la mano de la dificultad que representan los otros 2 candidatos al cargo, Noel “Chita” Sanvicente, quien era en ese momento DT del Caracas FC, y Carlos Maldonado quien era DT del Dvo. Táchira y quienes tenían mayor cargo. Aun así Cesar Farías tuvo un pase por la selección exitoso y al culminar su proceso se generó una caída.

La FVF, por razones que desconocidas, tardo 9 meses para designar un seleccionador técnico, lo cual genero el retraso de del trabajo preparativo para la Copa América 2015.

Ahora, la situación empeoró con la salida definitiva del seleccionado de Juan Arango y la llegada de las eliminatorias al mundial de 2018. Aquí introduzco mi teoría: Esquivel se planteó ser presidente de la Comebol (de la cual era vicepresidente en 2015) y necesitaba que Venezuela llegara al mundial, y nombró a Chita como seleccionador, pese la oposición interna (pues se conoce a Chita como una persona que puede causar graves problemas).

Todo fluye hasta que Esquivel es apresado por corrupción y asume la presidencia Laureano González quien ha sido mano derecha del Rafael en los últimos 26 años. A él no le conviene que el negocio se caiga, por lo cual inicia un proceso de saboteo a la selección para acabar con Chita. No es casualidad que previo a las eliminatorias renuncie Arango y se note un cambio en los jugadores, están desanimados y desconcentrados. Esto impulsa las caídas ante Paraguay y Brasil.

Los errores continúan y el proceso de Chita se deteriora pues comete errores tácticos y de convocatoria en medio de un recambio generacional y un saboteo. Luego viene es la salida de Amorebieta  y se cae la defensa. Errores de Pre-Infantil A aparecen en el campo y no hay como corregirlos. La FVF declara que hay problemas con los jugadores, no es la primera vez que pasa. El día del Venezuela-Chile es el colmo, se nota como el desánimo y la incapacidad de mantener el resultado acaba con las ilusiones del mundial. En la rueda de prensa, una pregunta que parecía estúpida como la de ¿por qué la vinotinto usó el uniforme de visitante? genera la increíble respuesta de que eso fue decisión de la FVF.

Culminó Chita con un terrible saldo, criticado por todos, y más por los medios quienes no culparon a la FVF. Luego entró Rafael Dudamel, quien parece cambiar todo: ahora sí hay ánimos, sí hay apoyo, se inicia un cambio con mejores ideas y la Copa América Centenario deja un buen sabor a pesar de no pasar de los 4tos de final.

Viendo el campo:

Ahora pasando más a lo futbolístico debo acotar que en este proceso de Dudamel lo más complicado a enfrentar es la madurez en el campo, al principio, sin un Arango que calmara el juego, todo se daba acelerado y debió ser Rincón esa voz de calma entre tanta aceleración. Sin duda el tachirense gano respeto no por su juego sino por su jerarquía.

Ahora la falta de concentración de los jugadores ha dejado escapar 2 triunfos, uno sobre Argentina y el otro sobre Perú, que pudieron ser un poco de honor. Observando el Mundial Sub-20 el crecimiento de talentos se nota, ahora Peñaranda y Soteldo son jugadores excepcionales que aún les falta madurar en la cancha, pasar el balón y ganar minutos. Córdoba, Yangel y Fariñez son quienes demuestran la capacidad de mantener el control en la cancha.

Todo nos lleva al partido del jueves en el cual se empata, pero ante una Colombia que va de segunda en las eliminatorias y que tuvo oportunidades claras de ganar el partido.

Jóvenes Sub-20, Sub-23 y todos menores a los 30 años se armaron en el campo, un partido vertical, Venezuela se concentró en marcar y conseguir los espacios fue sencillo en jugadas donde se corría, aunque se nota aun una desconexión entre el medio campo y la delantera cuando toca salir jugando. Rincón no puede ser siempre el armador, no es su posición natural. Con bajas como Rosales en la defensa y con la intención de darle minutos a los chamos que liderarán el proceso a Qatar 2022 se ve un cambio en la selección que promete mucho. Es una vinotinto que se está añejando poco a poco.

Contra Argentina:

El partido de hoy será sumamente difícil, pues Argentina necesita ganar para depender de sí misma en los resultados finales y trae un nuevo tridente que incluye al potente Dybala que parece imparable. Creo que si salimos con una alineación frontal que busque la presión y el juego directo contra Argentina puede desequilibrarlos y cambiar el panorama del partido, pues estarán esperando a una Venezuela defensiva y a busca de contrataques.

Fariñez no podrá dormirse ni un segundo porque vendrán balones por todos lados, tendrá que sacar una Toyo en el Monumental (ver partido River Plate 0-1 Caracas FC; 2007). Un Rondón de pivote dejaría a Josef como goleador y tiene que asumir ese rol con el apoyo de un Otero que tiene que desequilibrar. Minutos para Córdoba también serán importantes. Yangel puede estar más adelantado pero sin un Rincón en la media tendrá que seguir los consejos de Pirlo y pegársele a la media argentina para evitar juego por el medio donde Messi es experto.

A pesar de todo sigo creyendo en un empate o victoria en Argentina para sorprender otra vez.

Reflexión de hincha:

Creo que una de las cosas más importantes de mi vida fue conocer el estadio de futbol donde juega mi equipo, el Caracas FC, y enamorarme de el porqué de ahí abandone a todo lo extranjero por mi selección y mi club. Cada victoria y cada derrota las he vivido con pasión y como cualquier relación uno está en las buenas y las malas y no queda otra sino mantener el apoyo. No irse del estadio cuando se pierde, no apagar la tv cuando nos golean o sencillamente usar la camisa después de perder no es sino el símbolo de que nuestro amor por la selección es tan grande como el de nuestro país.

Nos toca un momento difícil como hinchas, pero si nos mantenemos unidos a ese sueño del mundial, de ver a los mejores equipos buscando a nuestros jugadores y les damos el ánimo, el apoyo y el aliento, veo en 2019 una Copa América en nuestras vitrinas y a muchas selecciones temblando por nuestra participación en un mundial.

Tomemos vinotinto, que esta cosecha viene buena y alegre.


-Lea también: “Tengo dos meses que no compro carne”, dice un profesor

-Lea también: Repensar a Bolívar para salvar al país

-Lea también: ¿Y si nos invaden los gringos?

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here